¿Por qué buscamos estar en pareja?

unsplash_5244808e6b835_1Cuando preguntamos el motivo de por qué una persona desea tener una relación  de pareja, van a surgir diversas contestaciones. Muchas personas dirán que el sentido de tener una pareja es encontrar a alguien que te complemente, tu media naranja. Otros dirán que lo importamte es tener a alguien con quien compartir tu vida y no estar solo. Necesitar ser lo más importante para otra persona o incluso ser su centro, o tener a alguien que te cuide y te proteja son necesidades profundas muy comunes. Incluso encontraremos a aquellos que nos dirán que para qué tener pareja, pues es mejor estar solo, evitando así los problemas y pudiendo estar  más tranquilo.

Cada una de estas contestaciones son ejemplos reales.

 

Pero realmente ¿Qué sentido tiene estar en pareja?

 

Estar en pareja no nos da lo que nos falta, como muchas veces podemos llegar a pensar. Tener una relación vincular con otra persona, realmente nos facilita un  encuentro, sí, pero con nosotros mismos. Aprender quiénes somos,  evolucionando emocionalmente y como personas. Nos descubrimos. Sin embargo aún no somos conscientes.

 

Detrás de cada una de nuestras demandas, quejas y necesidades durante una relación, se esconden nuestras propias carencias. Sólo el ejercicio de ser conscientes y responsabilizarnos de éstas, es lo que nos hará entrar en armonía con nosotros mismos y con el otro, conectando con nuestra verdadera esencia.

 

De otro modo, correremos el riesgo de vivir junto al «otro», esperando que éste nos de eso que no sabemos exactamente qué es, pero que si lo tuviéramos nos haría sentirnos completos por fin. El problema aparece cuando éstas necesidades profundas no son satisfechas. El responsabilizar al «otro» de cubrirlas, hace que caigamos en decepción y conflicto.

 

«Con cada relación obtenemos una radiografía exacta de nuestro nivel de madurez emocional»

«Cada relación es una oportunidad para desarrollarnos y llegar más a nosotros mismos, si sabemos ver lo que la relación nos está moviendo internamente»

 

Veamos algunos ejemplos:

«Me centro solo en él o en ella, y dejo de lado aspectos de mi vida». Quizás aquí se esconda una dependencia. Una parte de nosotros que necesita sentirse querido porque quizás un dia se sintió profundamente rechazado.

 

«Llevo varios años aguatando en esta relación y siendo infeliz». Es posible que detrás de esta conducta se encuentre un profundo sentimiento de soledad que sólo se calma cuando el «otro» está presente y cuando no, la soledad vuelve a aparecer. O quizás el miedo a fracasar o a lo que los demás puedan pensar, nos hace aguantar simulando una felicidad.

 

«Siento rabia porque en el pasado se portó mal conmigo». Cuando la rabia se acumula en una relación a lo largo del tiempo, se consume el amor. Ver qué sucedió y qué parte de responsabilidad le corresponde a cada uno es muy importante.

 

«El o ella me ha maltratado». ¿Cómo está mi autoestima para permitir un abuso recurrente? ¿Quizás en lo más profundo siento que no merezco ser realmente amado?

 

«Siento celos».¿ Qué inseguridad con respecto a uno mismo se esconde detrás? ¿Qué vivencias han sucedido en el pasado que hayan podido causar esa gran inseguridad?

 

«No me ayuda en casa, todo lo hago yo, a veces parezco su madre». ¿Qué necesidad profunda se esconde detrás? ¿Quizás una persona con un sentido de la responsabilidad demasiado elevado, que siente que debe hacer siempre lo correcto y encargarse de todo para así poder sentirse  amado?

 

Todos estos ejemplos son cuestiones de base en las personas que pueden  aparecer de forma recurrente en las diferentes relaciones de pareja. Es decir, no son causadas por el otro, sino que forman parte nuestra personalidad. Esas pequeñas o grandes heridas, creencias profundas y necesidades, de las que normalmente no somos conscientes

 

Estamos equivocados al pensar que la pareja nos debe dar lo que nos falta y cubrir nuestras necesidades más profundas. Ese tipo de relacion solo pasa una vez, cuando somos niños. Sin embargo trasladamos esta necesidad a la pareja. Es lo que se llama amor inmaduro, basado en la exigencia y necesidad de que el otro haga y se comporte como necesitamos  para nosotros sentirnos bien.

 

Detrás de todos estos ejemplos se pueden esconder heridas de experiencias previas, incluso tempranas, de abandono, rechazo, falta de cuidado, de atención, de compañía, de valoración,  que son proyectados en el otro con el fin de ser reparadas. Sin embargo eso no suele funcionar. Más bien suele ser la causa inconsciente por los que se forman los conflictos de difícil en las relaciones.

 

Aprender a ser conscientes de nuestras necesidades y carencias a través de nuestras relaciones pasadas y presentes, nos dará la oportunidad de conocernos realmente, sanar nuestras heridas y crecer como personas, pudiendo experimentar relaciones basadas en un amor más sano, maduro e incondicional.

 

                                                                                           Cristina Halffter Azcoiti

 

 

One thought on “¿Por qué buscamos estar en pareja?

Responder a Pablo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*